REHABILITACIÓN CARDIACA

¿Has tenido un problema cardíaco y ahora no te sientes como antes?

Te sientes inseguro porque vuelva a pasar, a tu alrededor no te tratan igual… tu vida ha cambiado. Has sufrido un infarto, te han hecho un trasplante de corazón, tienes una insuficiencia cardíaca o incluso eres hipertenso.

Hay medidas que se pueden tomar para poder recuperar la normalidad en tu vida. La rehabilitación cardíaca es la herramienta que te pone a punto de nuevo para disfrutar de tu familia, tus amigos y, sobre todo, de ti mismo.

¿Cómo puedes recuperarte?

Este proceso tiene tres fases que adaptamos a ti y tus necesidades.

  1. La Fase I es la que se realiza en el hospital. Te ayudan a no perder el estado físico en la medida de lo posible. Facilita el alta médica y la vuelta a la vida normal, y dura el tiempo que estés ingresado.
  2. En la Fase II es cuando nosotros te ayudamos. Teniendo en cuenta tu historial y lesión, nos pondremos a tu entera disposición un cardiólogo, un fisioterapeuta y un educador físico deportivo. Personalizaremos una terapia en la que estaremos a tu lado, supervisando los progresos y adaptando el proceso a las necesidades que vayan surgiendo – desde consultas cardiológicas o psicológicas, a modificaciones en la medicación. Así es como nos aseguramos de que el programa resulte eficaz, adaptándonos a tu evolución.
  3. Poco a poco, te iremos ayudando a entrar en la Fase III, en la que recuperas definitivamente la autonomía. Te reincorporarás a la normalidad con unas instrucciones que favorecerán no sufrir de nuevo un episodio, así como mantener un estilo de vida activo y saludable.

¿Para qué tipo de dolencias se recomienda?

¿Como te ayudaremos a recuperar la autonomía?

Dentro de la Fase II, prepararemos esa rutina adaptada a ti. Te ayudaremos a mejorar tu condición física, psicológica y social, llegando a valerte de nuevo por tus propios medios y eliminando algunos factores de riesgo.

Son estos cinco puntos los que te presentaremos y con los que trabajaremos el periodo de tratamiento:

Ejercicio Regular

Durante el inicio del tratamiento, el ejercicio será monitorizado y supervisado. A corto plazo haremos que recuperes las aptitudes naturales en las funciones física y cardíaca. A medio-largo plazo, la totalidad de la autonomía. Además, con este proceso reduciremos el riesgo de que se repita un incidente cardíaco, aumentado así la esperanza de vida.

Terapia Médica

Un cardiólogo te dará instrucciones a lo largo del tratamiento, actualizándolas en base a tus progresos.

Dieta Cardiosaludable

“No sal, no grasa”, es una recomendación vaga y generalizada. Nosotros te enseñaremos la forma más saludable de comer para que tu corazón recupere su fortaleza.

Reducción del Estrés

A través del ejercicio físico y técnicas de relajación y respiración, mejorando así tu calidad de vida.

Cese Tabáquico

Una ayuda extra por parte de nuestro equipo. Es importante reducir el consumo de tabaco y así eliminar un gran factor de riesgo cardiovascular.

¿Qué otros beneficios obtienes de la Rehabilitación Cardíaca?

 

Este programa es también recomendable si sufres otro tipo de enfermedades como diabetes, colesterol alto, hipertensión o enfermedad metabólica, ya que está diseñado para ayudar a optimizar tus funciones y a enseñarte una rutina de ejercio sana combinada con una alimentación adecuada a tu caso.